Y va a caer…

VENEZUELA | Guillermo Bermejo Rojas – Deben ser los días mas difíciles de campaña para Keiko y el fujimorismo. Repudiados donde van, tienen que suspender mitines y escapar, cual ladrones de la escena del crimen, para evitar huevos, tomates y el grito de miles de peruanos que le recuerdan los atropellos de la dictadura de su padre.

El escenario actual le es muy adverso: la mayoría ha visto el sello naranja en la tacha de candidatos que le hacían sombra y se ha activado el voto anti-fujimorista a nivel nacional. Con eso la certeza de que quien quede segundo le va a ganar aunque las encuestadoras, que también juegan en pared con la mafia de los 90s, traten de maquillar el asunto.

Pero le vienen días peores: si el JNE no la tacha por faltas por las que ya saco a otro candidato, habiendo pruebas contundentes, demostrando total parcialidad con su candidatura, la calle que ya esta caliente se pondrá a hervir. Hasta periodistas, por lo general genuflexos con la opción K, exigen que a igual falta igual sanción, mientras la palabra fraude comienza a sonar con igual fuerza que el año 2000. Y el fujimorismo, que ya bailo esa canción, sabe que eso significa el comienzo del fin.

Y ante esta situación el fujimorismo, que por campaña trato de esconder su piel de lobo con un lenguaje menos agresivo para captar nuevos incautos, regresa al viejo estilo y dispara acusaciones absurdas que solo sirve para complacer a su voto duro y nada mas: “Grupetes extremistas”, “primos hermanos de los terroristas”, “los financia el humalismo”, han dicho sobre el país que ha despertado, que no le teme a sus matones, que toma la calle y la siente como el peor de los males para los próximos cinco años, dando mas argumentos para que su anti-voto siga creciendo. Parece que el carísimo asesor francés Jaques Seguela se contagio de Keiko y se la esta llevando sin trabajar.

Falta menos de un mes para el 10 de abril y la mafia Yakuza ha perdido toda posibilidad de continuar su insana pero efectiva costumbre de comprar votos a cambio de regalos, pues tanto un sector de la prensa, los partidos opositores y las organizaciones sociales los estarán fiscalizando al milímetro y con eso su margen de maniobra se reduce a cero.

Estas ultimas semanas las encuestadoras tendrán que sincerar números para desgracia de la mafia naranja y estos trataran de contrarrestar con una campaña millonaria de propaganda electoral por todos los medios de comunicación y redes sociales donde prometerán una honradez que no conocen, derechos que nos quitaron en dictadura y luchar contra delitos que son de su prontuario.

Y nuestra respuesta debe ser ese ejercicio de memoria colectiva que no cuenta con dinero sucio pero si con verdades. Que no tiene padrinos de nariz blanca o manos sangrientas y si militancia honesta. Que no se oye en el periodismo geisha pero si en las plazas de todo el país. Que le dice no volverán a los que mataron y robaron, a los que humillaron y amenazaron, a los que a torturaban y violaban, a los que quieren borrón y cuenta nueva para volver a las andadas. Esa multitud hermosa, llena de juventud de todas las generaciones, que no se cansa ni se rinde y que nos demuestra que aprendimos bien la lección de la década infame y no vamos a permitir que nos lleven otra vez a inigualables niveles de degradación nacional y que esta vez también la música de la victoria sera el estribillo de…Y va a caer, Y va a caer.…

Hasta la Victoria Siempre

Guillermo Bermejo Rojas

Comparte esta noticia...Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *