Vándalos sembraron caos y muerte en La Concordia

VENEZUELA | SICCI (San Cristóbal – MAR.29.MAR / Redacción Prensa CDP) – Nuevamente el caos se tomó las calles de San Cristóbal, apagando a dos vidas en el marco de una protesta que devino en asesinato liso y llano a mano de supuestos estudiantes que reclamaban por el aumento del pasaje.

Los hechos se registraron desde tempranas horas de la mañana de este martes, cuando un grupo menor a 20 personas, la mayoría de ellas encapuchadas irrumpieron en el Terminal de Pasajes de la capital tachirense, secuestraron varias de las unidades y sembraron el caos y la desazociego entre los habituales usuarios de las rutas urbanas e interurbanas que utilizan dicho terminal para trasladarse a distintos puntos del Táchira.

Como consecuencia de estos primeros actos se refuerza la seguridad en el sector y es en el marco de este reforzamiento con efectivos de la Policía estadal y la Policía Nacional Bolivariana, cuando una de las unidades que cubría una ruta interestadal que se encontraba secuestrada por manifestantes arremetió contra uno de los cordones policiales que resguardaban el área, cegándole la vida a una mujer y a un hombre policía que cumplia funciones de resguardo del órden público ante el intento de iniciar una escalada de violencia por parte de un grupo de encapuchados, que lograron enlutar a dos familias del Táchira, dejaron un saldo adicional de varios efectivos gravemente heridos y una ciudad que a los pocos minutos quedó sin transporte público ante los reclamos de los transportistas por sus unidades secuestradas en el interior de un instituto de educación técnica que está ubicado en las adyacencias del referido Terminal.

Este cúmulo de acciones se registran precisamente en la misma jornada cuando la bancada mayoritaria de la Asamblea Nacional, perteneciente al bloque opositor al gobierno bolivariano tenía en agenda la discusión para la aprobación de la llamada Ley de Amnistía, que justamente exime de cargos penales a las y los responsables intelectuales y materiales de los hechos de violencia y muerte del 2014, conocidos como “guarimbas” que aún conmocionan a la opinión pública nacional e internacional.

Las víctimas

Nicolle Melissa Pérez Soler, de 21 años, oficial de Politáchira y Otto Márquez Molina, de 25 años, oficial de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), fallecieron tras ser impactados por el bus. Otros cuatro efectivos resultaron heridos.

Aporte comunicacional:

Corresponsales del Pueblo

Texto: Víctor M Rodríguez

Fotos: Agencias

Comparte esta noticia...Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *