Seguna vuelta, voto viciado

PERU | Guillermo Bermejo Rojas – Lo primero que debemos entender es que en nuestro país, debido a la poca institucionalidad política, los votos no se endosan. Partidos políticos, con ideología, militancia y disciplina como tales no existen. Hay algunos amagues e intentos, pero ninguno con éxito a nivel nacional.

Y por eso los votos de los candidatos que quedaron fuera de la segunda vuelta se están dividiendo, hasta en tres, mas allá de la opinión o deseo de estos. Sin duda el mas importante sector es el del antifujimorismo que favorece en parte a PPK. Verlo punteando dos de tres encuestas con el doble de intención de votos que en la primera vuelta lo demuestra, mientras Keiko aparece estancada sin virgen que llore que le haga el milagro.

Mas aun si el fujimorismo sale disparándose a los pies hablando de sacar al dictador por la puerta grande, presionando al Tribunal Constitucional para que anule el juicio en su contra, que la dinastía pondrá a Kenji el 2021 y que con mayoría no tiene nada que negociar o conceder en el congreso. Si, se les cayo, por enésima vez, la careta.

Y con esa prepotencia solo han conseguido que Julio Guzmán haga un llamado a votar abiertamente por PPK. Y que Veronika Mendoza llame a votar y a hacer campaña contra el fujimorismo. Es decir, por eliminación simple, están llamando a votar por PPK.

De ninguno de los dos puede sorprender: Julio Guzmán es un neoliberal y en el Frente Amplio un gran sector cree en males menores y desde la caída de la dictadura no se han hecho problema en ser parte de los distintos gobiernos y no seria raro verlos con PPK también.

El otro sector minoritario de los votos del FA, Acción Popular y Alianza Popular iría con Keiko. Tan pocos que suman juntos 3% en la encuesta que coloca a Keiko primera, en comparación a la primera vuelta. Y el tercer sector de votos, un tercio de estas agrupaciones, se ira al blanco/viciado.

Contra este tercer sector, que sumados al ausentismo y al voto viciado de la primera vuelta pasan tranquilamente el 40% del electorado real, se han enfilado todos los cuchillos, en especial desde quienes pretenden reducir la discusión a la falsa disyuntiva de mas o menos autoritarismo para los próximos cinco años.

Creo que se olvidan que fue esta forma de democracia (plutocracia mas bien, gobierno de ricos explotadores, mafiosos y entreguistas) la que permitió lavarle la cara y amamantar el legado de la dictadura. El fujimorismo, por todos los crímenes atroces cometidos, debería estar proscrito del quehacer político.

Pero fue la clase política en su conjunto la que le puso respirador cuando había que apagar la maquina el 2000. Y la misma clase política, que juro en distintas campañas electorales acabar con su espuria constitución y modelo económico, es la que las mantiene vigentes.

El fujimorismo sin Fujimori es lo que hemos vivido estos 16 largos años. Sueldos de hambre y asistencialismo sin ritmo del chino. Corrupción generalizada sin salita del SIN. Asesinatos impunes sin Grupo Colina. Un poder judicial que persigue inocentes y libera culpables sin jueces provisionales a dedo. Una fiscalia con nuevas Blancas Nelida Colan. Unas fuerzas armadas y policiales socias del narcotrafico sin avión presidencial. Un congreso donde alquilarse o venderse es lo normal sin culpas de transfuguismo. Con medios de comunicación que no necesitan que los compren para vendernos basura a diario.Y unos órganos electorales que elitizan la participación y cometen fraudes descarados como el presente, sin el inefable “papelito manda” Portillo.

Y si la privatización corrupta de la luz y la telefonía, del gas, petroleo y minerales comenzó en la dictadura, la plutocracia (disculpen, me rehúso a llamarla democracia) no solo la bendijo sino que lotizo al país convirtiéndolo en un archipiélago de socavones a entregar a las trasnacionales a sangre y fuego si es necesario. Y como temen que de tanto abuso que soporta el pueblo, un día los haga entrar en divina y justa locura a tomarse las calles como el 2000, apuran a hacer acuerdos militares y policiales con los gringos, los mismos que entrenaron como bestias a los torturadores, violadores y asesinos de uniforme durante la guerra interna.

Y en una, varias, todas u otras razones encontraron 35% de peruanos para no ir a votar o dejar en blanco o viciado su voto en primera vuelta. Y ahora que nos dicen que hay que elegir entre la heredera de la Yakuza y el clon del Tio Sam, que no tienen otra agenda que la de la Confiep y la Casa Blanca, no hay que ser adivino para saber que ese porcentaje aumentara.

¿Llegara el voto viciado a los dos tercios, para anular las elecciones, como quieren algunos colectivos? No lo creo y no debe obsesionar ese objetivo para evaluar el éxito de esta campaña. Si la suma del ausentismo y voto nulo llega al 50%, cosa que creo posible, el ganador del fraudulento proceso electoral y el desastroso sistema político-económico quedan deslegitimados y notificados que esta protesta, hoy dispersa, tomara cuerpo y sera sepulturero de una era que debe terminar.

Hasta la Victoria Siempre

Guillermo Bermejo Rojas

Comparte esta noticia...Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *