Cuando periodismo y activismo van de la mano

ESTADOS UNIDOS | Opinión | Por: Omnia Al Desourkiej * – El periodismo y el activismo han tomado históricamente caminos diferentes. Sin embargo, desde hace más de una década, un número cada vez mayor de ONG han comenzado a incorporar el periodismo en su trabajo para contar historias importantes y con escasa cobertura.

The CARROT Co., autodenominada «experiencial y basada en el arte», es una organización de Kenia que actualmente bordea la línea entre el activismo y el periodismo. CARROT Co. produce videos para abordar los derechos de las mujeres, el desempleo juvenil y los esfuerzos por la paz.

The CARROT Co. estrenará el documental Frontline Women, acerca de la importancia de las mujeres en los procesos de paz en África. El documental tiene como objetivo influir en los jefes de estado del continente.

Frontline Women muestra los efectos devastadores de la guerra y los conflictos en curso, centrándose específicamente en la vida de las mujeres. La película se lanzó durante la cumbre de la Unión Africana en enero de 2020.

Según Taye Balogun, fundador y director ejecutivo de The CARROT Co, el documental se inspiró en un foro de Oxfam 2015, durante el cual las mujeres participantes discutieron su papel y el de los jóvenes en el liderazgo político. Fue a través de esas discusiones que los organizadores del foro se dieron cuenta de que eran precisamente esas voces las que faltaban en las discusiones sobre el mantenimiento de la paz.

Con eso en mente, Oxfam contrató a The CARROT Co. para producir Frontline Women. A través de documentales como ese, The CARROT Co. espera llegar a comunidades a las que los periodistas —especialmente los periodistas extranjeros— no pueden llegar.

«En la medida en que entiendas la cultura de las personas, podrás interpretarlas», dice Balogun, marcando una distinción con la práctica de los periodistas que llegan un día y se van al siguiente. “Estos periodistas se quedan poco tiempo; quieren conseguir la historia y publicarla rápido. Es un gran problema».

La organización se enorgullece de comprender lo que está sucediendo sobre el terreno en varias sociedades africanas, y luego traducirlo a un lenguaje y un estilo que la gente común comprenda. Se trata de un modelo que Balogun describe como de «localizar la información».

«Estamos cerrando la brecha entre los responsables políticos y las masas», dice Balogun. “Se trate de políticas o iniciativas para el desarrollo, los mensajes no se adaptan a las masas. Y es un gran problema porque el trabajo es para las masas, pero ¿por qué emplean un lenguaje tan difícil para un ciudadano africano? ”Para superar el desafío, transforman el lenguaje de las políticas y la información en historias que la gente promedio pueda entender.

Además de Frontline Women, The CARROT Co. ha producido videos sobre el desempleo juvenil en Somalilandia y Puntland, y sobre el papel que desempeñaron las mujeres en las protestas que estallaron en Sudán en 2019 y que llevaron a la destitución del ex presidente Omar al-Bashir . La organización ha trabajado con socios como Oxfam, Crisis Action, Action Aid y Scratch Foundation.

Si bien The CARROT Co. ha tenido éxito en la producción de proyectos multimedia para atraer la atención sobre historias poco difundidas y traducir temas complicados a un lenguaje que sea fácil de entender, fusionar el periodismo y el activismo no siempre es efectivo.

«La introducción de prácticas periodísticas significa que las organizaciones deben pensar cuidadosamente sobre el grado en que estas podrían restar valor a sus otras prioridades», dice Matthew Powers, profesor de la Universidad de Washington y autor del libro «Las ONG como creadoras de noticias

Las ONG también pueden usar otros métodos para fusionar el periodismo y el activismo, agrega Powers. «A menudo, la cobertura va más allá de simplemente documentar un problema social, y en su lugar ofrece formas en que el público podría tomar medidas para abordar esos problemas».

Hay voces a favor y en contra de la fusión entre activismo y periodismo, pero gente como Balogun continúa enfatizando el potencial de la asociación. Para él, los periodistas pueden aprender mucho de las ONG para hacer mejor su trabajo al arrojar luz y dar voz a comunidades pasadas por alto por los medios tradicionales.


Publicado originalmente en Injet

(*) Omnia Al Desourkiej | Periodista omniaaldesoukie@protonmail.com

#EstadosUnidos


Imagen con licencia Creative Commons en Unsplash vía Claudio Schwarz | @purzlbaum.

Comparte esta noticia...Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *