Breve análisis sobre el desarrollo del Plantón en San Cristóbal

VENEZUELA | Por: Oscar Javier Forero – 1.- Desde muy temprano la población salió a trabajar.

2.- La tranca de calles y avenidas inició tarde, después de las 8am.

3.- Esto no fue casual, el objetivo se cumplió, generar caos y zozobra entre las personas que salieron a trabajar.

4.- Las trancas iniciaron de manera muy cordial y amistosas: Mesas de dominó, balones, recochas o caimaneras, sillas y sombrillas.

5.- Hubo excepciones donde la violencia empezó desde temprano, tal es el caso de Barrio Sucre.

6.- Los efectivos de seguridad evitaron en todo momento confrontar con quienes pidiendo «libertad» cohibian el derecho de los que asistimos a trabajar.

7.- El sector transporte que manifiesta tener constantes pérdidas se paraliza cada vez que los factores de oposición llaman a manifestar.

8.- Los medios de comunicación regionales hacen su trabajo: Avalar, apoyar y promover las guarimbas.

9.- La Alcaldia flagrantemente apoya la violencia y aunque parezca paradójico cooperan con el destrozo de la ciudad.

10.- Ya es una costumbre la práctica planificada de trancar todas las rutas de acceso a la ciudad. Se coordina minuciosamente para que en la entrada de todos los desvíos alternos y rurales hayan protestas.

11.- Las trancas eran numerosas en la parte alta de la ciudad, mientras en los sectores populares (parte baja) eran escasas.

12.- Nuevamente son los sectores más pudientes y que menos padecen la crisis quienes se «plantaron» a protestar.

13.- En los sectores populares, de la 7ma avenida hacia abajo la ciudad parecía otra: Comercios abiertos, tráfico de vehículos, comercio informal y vías despejadas.

14.- Los que más padecen la crisis, los que poseen menor poder adquisitivo son los que menos protestan. ¿Extraño no?

15.- Conforme pasaron las horas lo «amistoso» y «jovial» de las trancas fue desapareciendo: Poco a poco comenzaron a incendiarse cauchos, colocarse guayas, quitarse alcantarillas e inundarse las calles de escombros.

16.- También empezó a aparecer el hampa: Cobro de vacunas, robo de peatones, motos y daños a la propiedad.

17.- Ya entrada la noche la cordialidad desapareció por completo: Violencia y terror plagaron nuevamente a los siempre «pacíficos» manifestantes.

18.- Con las acciones de violencia y con la ausencia de los organismos de seguridad se busca generar un enfrentamiento pueblo contra pueblo.

19.- San Cristóbal, al igual que Mérida son punta de lanza para lograr este objetivo: a) Amplios sectores privilegiados y pudientes garantizan un buen número de protestas. b) Un importante grueso de la población estudiantil del país. c)

Cercanía con Colombia, lo cual asegura la llegada de «dotación»: Mascaras de oxigeno, armas, balas, «asesoramiento» de expertos y el ingreso rápido de «refuerzos».

20.- Se hace nuevamente latente en el imaginario de la población la llegada de las guarimbas a los mismos niveles de 2014. Esperamos que esta vez no logren sus objetivos.

21.- El único perjudicado es y seguirá siendo el pueblo: El que no raspó tarjetas, el que no revende gasolina, el que no bachaquea, el que prefiere vivir con limitaciones pero honradamente, el que no desangra la economía del país para luego «indignarse» por la corrupción y la escasez.

22.- Ojalá reine la sindéresis e impere la paz. Apostamos para que se deseche la violencia, el odio y el terror de quienes quieren convertir a San Cristóbal, la ciudad de la cordialidad, en una nueva Alepo.

Oscar Javier Forero

@Oscar_forero83

www.economiayrebelion.blogspot.com

Comparte esta noticia...Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *