ARAAC se solidariza con Venezuela y su gobierno

La Articulación Regional de Afrodescendientes de América Latina y el Caribe Solidarios con el Pueblo de Venezuela y su Legitimo Gobierno.

Venezuela confronta una crisis severa que hace imperativo recordar el significado histórico del liderazgo de Hugo Chávez y el proyecto de Revolución Bolivariana, que construyó un modelo social alternativo en el continente, denominado Socialismo Bolivariano o Socialismo del Siglo XXI.

Dicho proyecto surgió como producto de las acciones colectivas contra el paso agresivo de las políticas neoliberales que se asentaron sembrando más desigualdad social y aumento de la pobreza de nuestros pueblos.

El pueblo afrodescendiente junto a los pueblos originarios y campesinos, y a los sectores populares en general, siendo victimas inmediatas de las violentas sociales y políticas, no silenciaron, sino que presentaron sus luchas contra ese modelo, defendieron sus aspiraciones y derechos, a la vanguardia los procesos de cambios y transformación que se presentaron a través de la región desde finales de la década del noventa del siglo pasado.

La Revolución Bolivariana en Venezuela fue pionera de esa ola de cambio radical que fue continuado por otros países hermanos. Por eso, desde ese tiempo, los poderes del capital y el imperio convirtieron a Venezuela en un objetivo político y militar. Estamos por cumplir dos décadas de nuevas experiencias de democracia, participación y distribución de la riqueza a las mayorías. Venezuela y su experiencia es un peligro para los intereses de las corporaciones, gobiernos de derecha y centros de poder internacionales que sostienen el modelo neoliberal capitalista.

La consigna de Otro Mundo Es Posible, acuñada en los procesos de Foro Social, no se quedó en reuniones, ni en reflexiones de intelectuales y líderes sociales. Otro mundo se edifica en la cotidianidad de las luchas y de las construcción de comunidades de afinidades y afectos, creando presentes y futuros de liberación. El cambio democrático progresivo y el mejoramiento de las condiciones de vida, no vendrán de maniobras inconstitucionales, desinformación de los medios de comunicación, violencia y asesinatos, ni intervención extranjera. El presente y futuro de liberación será forjado con y por la ciudadanía, por el pueblo, por aquellas y aquellos que Fanon denominó los condenados de la tierra.

Como voces de los pueblos Afrodescendientes de la región, nos sumamos en solidaridad a los reclamos justos del pueblo venezolano. Hacemos un llamado contra la intromisión externa y la violencia destabilizadora, a quienes están compometidos con la paz, la justicia, la equidad, para pronuciarse en esta batalla real entre las élites históricas venezolanas y la mayoría demócrata radical.

Entendemos que los cambios sociales y políticos en Venezuela son contracorriente de los modelos neoliberales imperantes en muchos países de la región. Los gestos solidarios, las iniciativas de integración, los ensayos de reunificación y reconstrucción del continente propuesto por Hugo Chávez caminaban por rutas antagónicas al interés político de los poderes del capital y el imperio. Sin detenernos a caracterizar los recursos petroleros y distintas fuentes energéticas, factores seductores de la sed desmedida de ganancias de los capitales imperiales. Obviamente estos fueron factores significativos para desestabilizar o aniquilar una alternativa de justicia social para el pueblo venezolano y latinoamericano en general y por ende a las masas Afrodescendientes que somos de los/las más que sufrimos los embates de la opresión capitalista.

Hoy Venezuela se encuentra acechada por enemigos externos y apátridas internos. La guerra mediáticas, la desinformación, la distorsión de la representación de la realidad política y económica, se conjugan en un concierto perverso, donde participan los grandes consocios comunicacionales de todos los continentes. Su implementación es la preparación de una intervención indirecta en sus asuntos internos, propuesto como metas por la derecha resurgida principalmente desde el cono sur. Las opiniones de los llamados países de la Alianza del Pacífico coinciden con las de las fuerzas reaccionarias en Centroamérica y el gobierno de facto en Brasil. En este contexto, resurge al relieve el rol de la OEA como organismo servil al capital y al imperio. La elección de un gobierno de ultraderecha en los Estados Unidos viene a añadir insulto a la injuria.

No tenemos dudas que la intervención militar puede ser un hecho promovido por los arquitectos del terror de la Casa Blanca que acaban de lanzar en Afganistán la bomba convencional de mayor poder en la historia de la humanidad.

En la actualidad la derecha venezolana se juega generar un clima de desestabilización, con un plan violento que incluye acciones terroristas por grupos tarifados y declaraciones de políticos opositores con guiones escritos que se reproducen por los nombrados gobiernos de derecha que apuestan por el aniquilamiento del gobierno legítimo de Venezuela encabezado por su Presidente Nicolás Maduro.

La independencia y soberanía del pueblo de Venezuela es irrespetada por dichas declaraciones reiteradas de Gobiernos de derecha. La presión contra el pueblo Venezolano no da resultado y su mayoría respalda su gobierno y sus instituciones, como se demostró en las calles en estas dos semanas.

Para nosotros como Articulación Regional de Afrodescendientes de las Américas y El Caribe-ARAAC, es imperativo reiterar nuestra solidaridad con el Pueblo y Gobierno de Venezuela, con el proceso bolivariano. Exigimos el respeto a su soberanía, independencia y autonomía.

Solo el pueblo de Venezuela decide sus propio destino. Repudiamos cualquier intervención que pretenda por la fuerza o violencia, y/o a través de una guerra de baja intensidad, cambiar el destino de la sociedad venezolana. Expresamos a nuestros hermanos y hermanas afrodescendientes de Venezuela nuestra voluntad incondicional por defender la estabilidad política, los derechos alcanzados y finalmente la Paz y Justicia necesaria que merece su heroico pueblo.

Por la Secretaria Ejecutiva:

Diógenes Díaz, Darío Solano, Gilberto Leal, Piedad Córdoba, Agustín Lao-Montes, James Early, Oswaldo Bilbao Lobaton, Mónica Rey Gutiérrez, Romero Jorge Rodríguez, Juan Montaño, Jimmy Viera, Aidén Salgado, Efraín Viveros, Lucia Molina, Lindbergh Valencia, Jesús Chucho García, Ideisha Jackson, Jhon Sorrillo.

Comparte esta noticia...Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *