Mapuches, principales víctimas de los “accidentes” de Carabineros

CHILE | ESPECIAL (Santiago – MIE.21.DIC / Redacción Prensa Opal) – Las justificaciones siempre han sido las mismas: accidentes, errores de procedimientos, mal entendido, balas perdidas y un sin fin de argumentos que finalmente terminan en la impunidad de los ejecutores.

Hoy nuevamente un joven lucha por su vida debido a un “accidente” de Carabineros. Es el caso reciente de Brandon Hernández quien fuera impactado en la espalda por un disparo a quemarropa mientras permanecía atado y en el piso.

Sin embargo, la historia de accidentes no es nueva y ha tenido el curioso resultado de muertes en jóvenes Mapuche y otros jóvenes que participaban en manifestaciones.

Alex Lemun Saavedra -asesinado de un balazo en la cabeza el 2002 a los 17 años-, Matías Catrileo Quezada -asesinado de un balazo por la espalda el 2008 a los 23 años- y Jaime Mendoza Collio -asesinado de un balazo por la espalda el 2009 a los 24 años – tres jóvenes mapuche que participaban de un proceso de reclamación de tierras que ancestralmente pertenecieron a comunidades mapuche . También sumamos el caso del joven Manuel Gutierrez asesinado de un balazo el 25 de Agosto de 2011 mientras observaba las protestas de la CUT. Todos ellos fueron asesinados por miembros de Carabineros de Chile en los gobiernos de la mal llamada Democracia Chilena.

Los responsables y confesos de los asesinatos de estos jóvenes permanecen en las filas de la institución. Los crímenes han pasado por la justicia militar la que nunca ha dictado una condena ejemplar. En los casos de Alex Lemun y Jaime Mendoza, la Corte Marcial anuló los cargos de violencia innecesaria con causa de muerte, aduciendo defensa propia. En el caso de Matías Catrileo, a pesar de la sentencia de tres años y un día y la inhabilitación absoluta para ocupar cargos u oficios públicos y la inhabilitación absoluta para ejercer derechos políticos, el agente policial hoy sigue en las filas de Carabineros. En el caso de Manuel Gutierrez La Corte Marcial -en fallo unánime- rebajó la condena del ex sargento Miguel Millacura por la muerte del estudiante En una primera instancia Millacura fue condenado por “violencia innecesaria con resultado de muerte” y recibió una pena remitida de cinco años. No obstante, la sentencia se rebajó a “cuasidelito de homicidio”, con una pena remitida de 400 días.

En los todos los casos la investigación interna realizada por Carabineros determinó que ninguno de los funcionarios policiales tenía culpa en los actos en los cuales dieron muerte a los jóvenes: todos habían actuado en defensa propia o involuntariamente. La Corte Marcial y el alto mando de Carabineros estuvieron alineados, al igual que en la dictadura, para amparar la más absoluta impunidad.

Estos hechos se mantienen en silencio incluso por muchos de los dirigentes políticos que en dictadura conocieron y sufrieron personalmente de los abusos de poder de los agentes del Estado, de instituciones como la Iglesia Católica que lucharon contra la tortura y el respeto a la vida. Al parecer por ahora cada uno tiene sus propios afanes y no es reclamar por la violación al derecho más básicos de todos, el de la vida.

Los connotados Carabineros de Chile que asesinaron a Alex Lemun, Matías Catrileo , Jaime Mendoza y Manuel Gutierrez son: Marcos Treuer Heyssen (Mayor), Walter Ramírez Inostroza (Cabo 2do.), Miguel Jara Muñoz (cabo 1ero), Miguel Millacura (Sargento). A todos ellos la patria hoy les rinde honores y los protege.

Claramente la política terrorista del estado Chileno sumado a la justicia militar permitirá que estos “accidentes” sigan ocurriendo en contra de quienes levantan la voz por dignidad y causas sociales reivindicativas.

Aporte comunicacional: Prensa Opal | Chile

Comparte esta noticia...Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email
Print this page
Print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *